Mi mamá me decía con admiración que le parecían muy complicadas la matemática y la física por esa cualidad (difícil de definir) de ser ciencias exactas. Yo la fastidiaba un poco llevándole la contraria. Creo entender a qué se refería ella cuando hablaba de ciencias exactas: me parece que se refería a que están fuertemente ligadas al razonamiento preciso y a la lógica. Pero bueno yo, para provocarla, le decía que nada de eso, que no son exactas nada… y allí nos guindábamos un rato. Extraño un poco esos momentos.

Recuerdo esto porque es cierto que las personas tienen una imagen sobre la física como una ciencia que encuentra sus respuestas pisando sobre un camino sólido y recorriendo una vía gloriosa con la frente en alto, llenos de dignidad y coraje. Esa es la imagen que queda en la foto, todos queremos que pienses eso. Pero la verdad es otra.

La verdad es que los problemas que tienen soluciones exactas son realmente muy pocos. Estos problemas constituyen sólo un puñado de modelos y resultados; todo el entrenamiento que recibe un joven científico consiste, en buena parte, en familiarizarse con estos modelos, con estos resultados y sus métodos de resolución. Uno de estos métodos consiste en tomar estos problemas archiconocidos y cambiarlo un poco.

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

Polinomios

junio 22, 2010

a mi buen amigo Jesús Méndez

En una entrada pasada recibí un comentario preguntando sobre las ecuaciones cuadráticas. Las ecuaciones polinómicas son de las primeras a las que uno se enfrenta en el colegio y esa familiaridad hace que, tal vez, en mi caso, las vea como simples e incluso triviales. Pero, al sentarme a pensar sobre el asunto me di cuenta que esa ‘obviedad’ escondía mi ignorancia, así que me encaminé a preparar esta entrada. Encontré que hay un mundo tan rico en los polinomios que ahora siento que debo escribir mucho para poder decir algo acerca de ellos. Así que decidí empezar con algo de historia para ponernos en sintonía. Lee el resto de esta entrada »