Navegando…

diciembre 29, 2014

Despidiendo el año con los amigos…

Gracias, por leer, por la música, por sonreir, por lo que fue y lo que no… gracias por estar.

Feliz año, nos vemos pronto!

:)

Torus-donut

Existe un chiste de físicos muy famoso. Dicen que un físico visitó una granja y su dueño le planteó un problema que tenía con sus vacas. Luego de escucharlo, el físico pensó por un rato y le dijo: tengo una solución, pero debemos suponer vacas esféricas en el vacío.

De seguro nadie está riendo luego de leer esto; la primera vez que me contaron este chiste casi reviento de tanto reir. Es un clásico de los chistes nerds de físicos. Más aún, me di cuenta de que el chiste era mundialmente conocido cuando escuché su versión en inglés en un capítulo de la serie The Big Bang Theory; Leonard pretendía romper el hielo en una conferencia que debía dar… Vaya que hubiese funcionado!

Lee el resto de esta entrada »

Gabriela Olivo de Alba

mayo 12, 2014

OlivoHace tres semanas Lorenzo me invitó a la presentación de un libro. Su autora fue, hasta ese día, agregada cultural de México en Venezuela; ya se regresó a su país o estará en alguna otra misión diplomática.

El libro es curioso. Cada mañana desde hacía algunos meses Gabriela se levantaba y copiaba sus sueños en facebook. Yo no uso facebook, pero Lorenzo me iba contando a veces algunos sueños que le parecían raros. Yo, un poco desubicado, no entendía muy bien la dimensión del asunto… hasta que la escuché, hasta que la leí.

Ojo de la Cerradura es un libro donde miramos sin temor la intimidad de una persona. Me maravilla esa capacidad de ponerse al descubierto, toda esa fragilidad aparente y lo inmune que somos cuando nos atrevemos. Es muy lindo. Los usuarios de facebook pueden buscarla; sus escritos están allí. Yo les dejo acá un par.

Martes 11 de marzo 2014

Lamo las estampitas para humedecer la goma y pegarlas en el álbum. En el sueño es una tragedia que no aparezca el Coloso de Rodas porque vino repetido el Faro de Alejandría y yo no logro recordar sino el nombre de tres de las Siete Maravillas del álbum que me han regalado para que me entretenga porque estoy en la clínica sin las amígdalas que me acaban de arrancar y no puedo pedirle a mi abuelo que me recuerde los nombres que me faltan pues está en otra cama en esta misma clínica esperando que le arranquen ¿el corazón o la pierna? Y yo afanada en lamer estampitas y en recordar nombres de “maravillas” mientras el abuelo se va.

Domingo 9 de marzo 2014

Salgo todavía anestesiada de la operación a la que me he sometido para transformarme en sirena. Algunas mujeres que, en el sueño, hemos dejado la edad de procrear optamos por la vida de sirena. Pero nunca me aclararon que en lugar de dejarme en altamar me colocarían en el acuario de una guardería infantil a donde todavía anestesiadas nos llevan para que los niñitos se entretengan.

Toda respiración es escritura. Seguimos leyendo.

 

 

Estás dormida

noviembre 30, 2013

Hace ya unos meses salió esto pero no lo había compartido. Un clásico de Caifanes.

Gracias a Viviana Pérez por aceptar estar en este video; mejor imposible. Gracias a Lorenzo Leal por algunos samplers y a Lorenzo Leal (hijo) por los platillos.

Y desde luego gracias Maritere por tu trabajo en la producción del video.

Hasta pronto.

Algo sobre color

julio 21, 2013

coloresLa física del color es muy bonita y tiene cosas curiosas como siempre ocurre cuando pasamos del mundo de los puntos materiales al mundo de las oscilaciones y ondas. Cosas curiosas que recuerdan, a veces, a las perplejidades de la mecánica cuántica en cualquiera de sus versiones.

Pero hoy no hablaremos de estos asuntos, más bien veremos algo bastante sencillo.

Lee el resto de esta entrada »

a Gabriela

Tengo un gusto por llevar las leyes de la física al plano personal; fue de las primeras cosas que se me daban más o menos bien al empezar a estudiar. Era como un juego: desdibujar su contexto y ponerlas en planos de sentires, emociones y afectos. No es responsabilidad de él, pero tal vez se lo debo a la maravillosa lectura del libro de Hewitt. Repito, Hewitt no es responsable de esta actitud que reconozco está en contra del código de buena conducta de todo físico respetable.

Uno de estos casos donde la física se me ha revelado fatal y a la vez hermosa es en la segunda ley de la termodinámica; en la irreversibilidad natural de los fenómenos físicos

Ay que le da
Que le da vamos a ver
El agua que se derrama
No se vuelve a recoger

La segunda ley es para mí aquello que diferencia la infancia y adolescencia de la adultez. Mejor dicho, es la conciencia de la segunda ley lo que marca la diferencia.

Hay un punto en la vida donde nos damos cuenta que las decisiones tomadas son irreversibles,

que la decisión tomada y el camino que andamos no pueden echarse atrás. Desde luego, es posible andar el camino y llegar a un punto que puede parecerse mucho a aquél donde estábamos, pero en realidad no es el mismo punto y acaso nosotros tampoco lo somos.

Al despedirme de ti, hace trece años en La Puerta, en ese momento, tomé la decisión de no ser feliz. Caben miles de razones que justifican porqué, pero el hecho es que te fuiste, y aunque sé que no es exacto decirlo, te dejé ir. Con el pasar de los días comprendí que no estarías a pesar de todo y nuestros caminos se volvieron senderos que se bifurcan. Fue mi primer contacto con la segunda ley.

La adultez no es tener cara amarrada ni andar de mal humor todo el tiempo o fumar cigarrillos o abusar del sexo, las drogas y el alcohol; ser adulto es tener la responsabilidad de asumir las consecuencias de esos actos y de muchos otros más. Afortunadamente, la vida me ha puesto ejemplos de adultos absolutamente comprometidos con su trabajo y totalmente encantadores, siempre dispuestos a ayudar a otros; adultos concientes de sus emociones y de la forma que viven y por eso, tal vez, parecen a otros ojos un poco inconcientes, libres y aniñados. Adultos en una forma más franca y humana.

La vida me ha puesto en situación de remediar aquello que ocurrió hace ya tanto tiempo y esta entrada es un poco dedicada también a todos aquellos que me han hecho, tal vez sin querer e irreversiblemente, mejor persona.

Lo que me gusta de tu cuerpo es el sexo.
Lo que me gusta de tu sexo es la boca.
Lo que me gusta de tu boca es la lengua.
Lo que me gusta de tu lengua es la palabra.

Lo insólito de este poema de Cortazar no es su brevedad ni su forma repetitiva cual célula minimalista. Tampoco lo es su erotismo de cuatro palabras efervescentes. Lo insólito es la capacidad de ir entre palabra y palabra y descolocarlas… Cada final de verso está cerca del siguiente pero a la vez a un millón de años luz… y cómo cada palabra lleva del rito más primitivo de repetición o autorepetición, a la máquina más sublime jamás creada por el ser humano.

Hoy resuenas.

IMG_9813

Ella lo tenía y no le importó… un clásico de The Beatles. Todos nos llevamos algo bonito de esto. Gracias Maritere; seguimos en el camino.

;)

Estado de vacío

marzo 23, 2013

vacuum

Es curioso, algunos de los términos de la física contemporánea son tan sugerentes, llenos de contenido más allá del que puede dársele al objeto descrito o, en todo caso, capaces de brindarnos una representación mucho más viva de él; una representación capaz de hacer imaginarnos algo más, de buscar relaciones con una cierta poética… diferente, única.

Pienso en los quarks de Murray Gell-Mann. ¿A quién se le ocurriría, luego de leer el Finnegans Wake de Joyce (ya una proeza en sí misma), colocarle ‘quarks’ a esos bloquecitos fundamentales de la moderna teoría de partículas? Bloquecitos creadores de protones y neutrones, es decir de toda la materia estable.

Pienso en la cromodinámica cuántica, nombre de la teoría que describe a esos hijos bastardos del irlandés… Nada más lejos de su intención original. Pero sobre todo, hoy, pienso en el estado de vacío.

¿Pueden creer que los físicos, en sus charlas cotidianas, hablan sobre un objeto o condición llamado estado de vacío? El estado de vacío es el estado de mínima energía de un sistema. En física de partículas es el estado con cero partículas. Pero este vacío no es calmo y uniforme. En él hay fluctuaciones, de él brotan entidades, se crean partículas y se destruyen partículas constantemente, una y otra vez sin parar. El vacío que describe la teoría cuántica de campos es tan dinámico e inestable que choca con nuestra visión occidental de esa palabra y se parece más a lo que un budhista diría, si es que dice algo en absoluto.

El vacío tiene la potencia de la creación y también de la aniquilación. De él brota todo el amor, el más grande y verdadero y en él se aniquila y muere una y otra vez, y otra vez y otra vez.

Es bueno estar con personas que siempre andan inquietas y buscando. Gracias Maritere por invitarme a participar en este proyecto y felicitaciones por haber ganado el concurso.

Nos vemos pronto en ticket to ride.

You, Lovezz!

junio 1, 2012

Leyendo a Marsalis…

Cuando alguien se acerca para besarte o decirte “te quiero”, de alguna manera minimiza un sentimiento mayor. Sin embargo, si alguien desea simplemente comunicarte la grandeza de ese sentimiento (si sabe cómo adueñarse de él), él o ella se limitan sencillamente a mirarte fijamente, con honestidad, y a quererte. Una simple mirada puede hacer estremecer tu cuerpo. Normalmente podemos observar ese sentimiento espontáneo en los niños, aunque también hay algunos adultos que lo muestran. Los músicos de jazz improvisan bajo la presión del tiempo, por eso lo que brota de ellos surge con tanta pureza. Es como verse presionado a responder una pregunta antes de poder inventar una mentira. Normalmente lo primero que se dice es la verdad.

Physics of Genesis

marzo 15, 2012

Chamuyo

marzo 13, 2012

Light travels faster than sound.

This is why some people appear bright until they speak.

Hace días releía La Ilíada. Recuedo que la primera vez que la leí se me hizo casi imposible; esta vez fue invariablemente igual a la anterior pero encontré unos versos que me resultaron muy familiares. Los transcribo para ti:

“Como en un sueño, el perseguidor nunca lograba alcanzar al fugitivo que perseguía, y tampoco el fugitivo podía escapar claramente de su perseguidor, de modo que ese día Aquiles no logró alcanzar a Héctor, ni Héctor pudo escapar de él definitivamente”.

Esto parece el germen de una de las paradojas de Zenón. Las versiones que nos llegan hoy son más bien caricaturescas; el fragmento anterior es induscutiblemente terrorífico. Aquiles, más veloz que Héctor, se acerca a él pero no puede alcanzarlo. El hecho fundamental parece ser que Héctor es siempre o muy rápido o muy lento y es que el acento está puesto en la imposibilidad de alcanzar (ocupar el mismo punto del espacio). Recuerdo el argumento de La Opera de los Dos Centavos de Brecht: no te empeñes en perseguir la buena suerte, porque puede suceder que te adelantes y la dejes atrás.

Viéndolo mejor esto parece sacado de una pesadilla.

La raíz de menos uno

marzo 8, 2012

Pensándolo bien, hay objetos que de tanto manosearlos, sacarles provecho, verlos con descaro, se nos olvida lo fantásticos que son. Uno de ellos es esa cosa, casi terrorífica que es la raíz cuadrada de menos uno.

i=\sqrt{-1}

Pienso en los pobres que trataron con asombro a esta entidad; tal fue su desconcierto que le llamaron número imaginario. He leído comentarios sobre lo desafortunado de este nombre, pero en realidad hoy me parece muy apropiado. Los conjuntos numéricos parecían ya explorados y cerrados y aparece esta cosa abominable en una ecuación ingenuamente pensada trivial.

La realidad no es realidad por la dureza (o tal vez crudeza) de las cosas que la forman, es realidad por el entramado de esas cosas, sus relaciones y sus absurdos. Cada realidad genera sus imposibles y esos imposibles nos hacen saber dónde estamos; cada realidad genera su sistema fundamental de coordenadas con el cual medimos y somos medidos.

Pero, ay de nosotros cuando queremos aplicar nuestro sistema de coordenadas a lo no-real, a lo fantástico; nuestro mismo sistema dinamita todo, cual implosión controlada por empresa demoledora… y todo cae.

Buscar los imposibles es buscar el meollo mismo de lo real, no nos queda otra tarea.

Te veré pronto.

“El otro”, Borges

noviembre 20, 2011

Hoy me levanté con Borges

Borges y él

noviembre 20, 2011

Tomado de la  Nueva Refutación del Tiempo, de Borges…

“Negar la sucesión temporal, negar el yo, negar el universo astronómico, son desesperaciones aparentes y consuelos secretos. Nuestro destino (a diferencia del infierno de Swedenborg y del infierno de la mitología tibetana) no es espantoso por irreal; es espantoso porque es irreversible y de hierro. El tiempo es la sustancia de que estoy hecho. El tiempo es un río que me arrebata, pero yo soy el río; es un tigre que me destroza, pero yo soy el tigre; es un fuego que me consume, pero yo soy el fuego. El mundo, desgraciadamente, es real; yo, desgraciadamente, soy Borges.”

Un argumento… o una conciencia de estar irremediablemente aquí y no estar a la vez porque se diluye; porque ‘aquí’ es la sucesión y esa es la angustia. La angustia de tener memoria, sumergido en algo que no dura… la memoria de ser irremediablemente uno mismo.

Una maravilla

noviembre 5, 2011

Si todas estas entidades inanimadas pudieron ponerse de acuerdo para crear algo tan hermoso, ¿por qué no podemos los seres humanos hacerlo?

Sólo (sí, me niego a dejar de escribir los acentos) de pasada este nombre recuerda a quien pertenece. Nos queda el otro, el del artista y las grabaciones. A veces, como auditorio uno puede no gustar de lo que escucha y sin embargo percibir la personalidad y el genio del artista. No me gusta el bebop, yo soy un minimalista, aunque admiro y reconozco sus proesas y sé que manifiestan el sentir de una época. Hay una tragedia en toda esa generación de jazzers, un intento desesperado de comunicar y no conseguirlo (creo que nunca se consigue, el auditorio escucha lo que quiere escuchar).

Ayer tuve la oportunidad de ver en Films & Arts un capítulo sobre la historia del Jazz. Muy balanceada en lo técnico y humano. Ayer hablaron de bebop y Charlie Parker. Ayer vi fotos que nunca había visto y me conmovieron… Y leyeron los telegramas. Cuatro telegramas que le envió a su esposa cuando murió su hija. Un testimonio de dolor, de un ser humano que se desdibuja. Ayer 12 de marzo fue el aniversario de la muerte de Charlie Parker, no hay alegría pero sigue habiendo música.