¿Discreto o continuo?

diciembre 3, 2013

Esta pregunta tiene ya algunos milenios de antiguedad y aún hoy nos la hacemos. ¿Está la realidad formada por pequeñas unidades indivisibles o todo es un continuo denso y sin grietas? Demócrito y Leucipo (en el siglo V a. C.) dieron su respuesta: la realidad es discreta.

Es difícil definir uno y otro; tal vez lo más intuitivo sea decir que es discreto aquello que se puede contar. Aunque a veces contar no es tarea sencilla (y si no creen pregúntenle a Cantor). Para poder contar debe ser posible definir pequeñas unidades y asociar a cada una un número natural (1, 2, 3, … , etc).

Hoy en día la naturaleza discreta se nos hace natural. De alguna u otra forma, lo cuántico, lo digital está en nuestro ADN. Son conceptos de los que echamos mano sin querer. Pero hasta el último cuarto del siglo XIX, esto no estaba tan claro; predominaba el paradigma clásico, continuo, analógico. Es una maravilla como los pintores puntillistas del siglo XIX iban a la búsqueda de algo y, un poco por querer estar a la vanguardia,  bombardearon lo establecido y prepararon de formas inusitadas lo que sería nuestra realidad cuántica, digital y pixelada.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los píxeles de la fotografía digital y las unidades de sampleo del audio son una aproximación bastante buena de ‘lo real’. Pero eso real está formado de pedazos discretos como lo cuenta la física cuántica.

Nuestra apreciación del mundo nos hace creer que la realidad es un continuo; sin embargo todo parece ser una estrategia de nuestro cerebro para comprender y procesar un volumen de data gigantezco: punto para la Gestalt. La neurología moderna parece estar de acuerdo en que nuestras neuronas funcionan como un circuito digital: o envía el impulso eléctrico o no lo envía. Simplemente una neurona no medio envía información; lo hace o no. Esto es bastante simple, sin embargo al juntar el volumen de neuronas y la información simple que envían el resultado puede no ser simple. Como decía mi profesor de electromagnetismo: una suma de tonterías no es tontería.

La naturaleza discreta de la realidad parece ser uno de nuestros aportes fundamentales a la compresión del universo. Una vez escuché una entrevista a Richard Feynman donde le preguntaban:

si la civilización se acabara y tuvieramos que dejar sólo una frase para poder regenerar el conocimiento ¿cuál frase dejaría? Él contestó: la naturaleza es discreta.

Maravilloso Feynman como siempre.

Seguimos   :)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: