Chat existencial

octubre 30, 2012

Hace unos días conversaba con mi buen amigo César Maldonado sobre la banda islandesa Sigur Ros. Luego de despedirnos, la conversación continuó vía mensaje de texto. Los guardé y transcribo uno acá no sé porqué, pero ahí va.

Gabriel: Lo que me pasa cuando escucho y veo la música de Sigur Ros es que me parece apocalíptico. Pareciera que fuera la última vez que veremos a los amigos y los abrazaremos con sincera amistad, la última vez que besaremos a la persona amada, la última vez que los niños jugarán con verdadera pureza. Es la última vez de todo. Creo que por eso me producen esas sensaciones. Me conmueven mucho.

César: Hasta cierto punto te comprendo perfectamente. El jueves cuando regresaba de Carayaca, los escuchaba viendo el paisaje y la sensación que tuve fue que toda la belleza se intensificaba. Creo que lo que me ha conmovido de ellos es eso, su búsqueda de y conexión con la belleza. Y eso que me comentas, en el fondo, se trata de eso. Porque viendo bien lo que escribes, esa visión apocalíptica que describes está asociada a la importancia que tienen esas cosas para ti (evidentemente plenas de belleza) y como te conmueven y a la vez está presente el temor a perderlas por causa de algún suceso extraordinario y fuera de nuestro control.

César: Quizás nos pase que la música de Sigur Ros, como quizas otros (Pärt, Bach, Feldman y mucho de Marillion para mí y posiblemente otros), nos multiplica nuestro sentido de la belleza y nos abre al campo de la belleza infinita, la que está al lado de lo mejor que somos todos, el espíritu que aspiramos a alcanzar.

César: Y ahí, en ese hecho, está la verdadera razón de la POESIA, no como género literario sino como fuerza y espíritu que subyace cotidianamente en lo mejor de cada aspecto de este universo desde siempre y hasta ahora y en la belleza más elevada del espíritu humano. En lo personal, creo que despertar eso en las conciencias es la verdadera razón de ser del arte y de los artistas.

Gracias amigo por compartir estas palabras conmigo, en estos días no muy felices.

Los vemos ;)

Anuncios