No matter wherever you are, children are children. They have so much energy and enthusiasm! Here, in this little and quiet village, with the same problems of all humans, these boys and girls show that happines is a local phenomena and you must just surf and enjoy when you encounter with it.

Fantasztikus!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Aeroplástica (Madrid)

mayo 13, 2012

La movida rock-pop de Madrid es muy variada. Esta gente hace muy bien su trabajo y tienen un sonido acabado. Esperamos verlos avanzar. ¡Qué placer este de reencontrarse con viejos amigos en lugares inesperados… en tiempos perdidos!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Esta gente de Border Caballero hacen gala del estilo Rockabilly. Suenan muy bien y tienen muy buena presencia. Un gustazo de compartir con esta gente en Madrid.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En el tributo

mayo 4, 2012

La sensación de tocar es única, diferente a cualquier otra. Hoy estrenamos el tributo al Dark Side, creo que logró su objetivo y revivir el disco. Gracias primo (Nelson Jovandaric) por regalarnos estas excelentes fotografías!!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Alejandro FebresBatería y Programación de Audio.

Beatriz RamírezCoros.

Gabriel AbellánVoz, Guitarra y Programación de Audio.

Isaac BoadaBajo y Programación de Video.

Isabel RodriguesCoros, Samplers, Diseño Gráfico y Programación de Video.

Lorenzo LealTeclados.

Miguel MantillaVoz y Guitarra.

Un agradecimiento especial a:

María Teresa Jiménez (Maritere)Edición de Video Documental y Filmación.

Andrés Sequea (Andrecho)Ingeniería de Sonido.

Héctor (Alias ‘Catira Bella’)Operador de imágenes (te la comiste).

Gracias a todos por participar en esto… ha valido la pena.

Los veré pronto.

Verdaderamente, nunca fue tan claro el amor como cuando Hans Christian Andersen amó a Jenny Lind, el Ruiseñor de Suecia.

Hans y Jenny eran soñadores y hermosos, y su amor compartían como dos colegiales comparten sus almendras.

Amar a Jenny era como ir comiéndose una manzana bajo la lluvia. Era estar en el campo y descubrir que hoy amanecieron maduras las cerezas.

Hans solía contarle fantásticas historias del tiempo en que los témpanos eran los grandes osos del mar. Y cuando venía la primavera, él le cubría con silvestres tusílagos las trenzas.

La mirada de Jenny poblaba de dominicales colores el paisaje. Bien pudo Jenny Lind haber nacido en una caja de acuarelas.

Hans tenía una caja de música en el corazón, y una pipa de espuma que Jenny le diera.

A veces los dos salían de viaje por rumbos distintos. Pero seguían amándose en el encuentro de las cosas menudas de la tierra.

Por ejemplo, Hans reconocía y amaba a Jenny en la transparencia de las fuentes y en la mirada de los niños y en las hojas secas.

Jenny reconocía y amaba a Hans en las barbas de los mendigos y en el perfume del pan tierno y en las más humildes monedas.

Porque el amor de Hans y Jenny era íntimo y dulce como el primer día de invierno en la escuela.
Jenny cantaba las antiguas baladas nórdicas con infinita tristeza.

Una vez la escucharon unos estudiantes americanos, y por la noche todos lloraron de ternura sobre un mapa de Suecia.Y es que cuando Jenny cantaba, era el amor de Hans lo que cantaba en ella.

Una vez hizo Hans un largo viaje y a los cinco años estuvo de vuelta.

Y fue a ver a Jenny y la encontró sentada, juntas las manos, en la actitud tranquila de una muchacha ciega.

Jenny estaba casada y tenía dos niños sencillamente hermosos como ella.

Pero Hans siguió amándola hasta la muerte, en su pipa de espuma y en la llegada del otoño y en el color de las frambuesas.

Y siguió Jenny amando a Hans en los ojos de los mendigos y en las más humildes monedas.

Porque verdaderamente, nunca fue tan hermoso el amor como cuando Hans Christian Andersen amó a Jenny Lind, el Ruiseñor de Suecia.

Aquiles Nazoa