Credo circunstancial

enero 23, 2012

Creo en el lenguaje y en Odín como su artífice y taumaturgo, señor de las transmutaciones.

Creo en las segundas menores de la neo-tonalidad, forjadoras de ese sosiego metaestable, de esa tranquilidad que se mueve.

Creo en la verdad de la ciencia, parcial e imperfecta; ideal inalcanzable hacia el cual miramos siempre.

Creo en la teoría cuántica de campos, en el Higgs y en supersimetría como una de las ficciones más ingeniosas jamás creadas por el ser humano. Sobre su base se crearán los mitos del futuro.

Creo en el amor de Anakin Skywalker, en su delirio y pasión, en su brutalidad implacable y en su bondad última y sublime.

Creo en la honestidad de la obra de arte, en su vacío y en el corazón que lo llena.

Creo en las manos que obran y dan forma a las maravillas del arte.

Creo en la infancia como el tiempo donde se hacen todas y cada una de las preguntas fundamentales.

Creo en el más allá porque en él podré reencontrarme algún día con mi hermana.

Creo en Alicia Cayendo por el agujero, en las apuestas donde te juegas todo; en perder para poder ganar.

Creo en aquellas lágrimas de la placita de medicina y en aquella promesa.

Creo en el amor, pero no en el recto sino en el que equivoca, hiere y perdona, en el que se bifurca y se encuentra.

Creo en el apócrifo, último libro de Nietzsche; en sus verdades humanas aunque no demasiado humanas.

Creo en la gracia bendita de despertar cada mañana mirándome en ojos ajenos; los ojos del ser amado.

Creo en el círculo; en que moverme hacia delante será volver a ti nuevamente.

Creo en la amistad sin razones, sin consuelos y sin palabras.

Creo firmemente en la alegría del sosegado, la alegría del que está en paz. Ojalá pueda alcanzar yo también, algún día, ese precioso don.

Creo en la incompletitud de este Credo y que tú podrás llenarlo con lo que mejor te parezca.

Pierre Menard y yo

enero 19, 2012

Recuerdo el relato de Borges donde cuenta la aventura insólita de Pierre Menard: reescribir el Quijote completamente. Pero no escribir otro Quijote, lo cual sería relativamente fácil, sino ‘El Quijote’. Yo, que gusto de esas aventuras imposibles, me he propuesto rehacer Dark Side of the Moon.

Me parece curioso que yo que crecí escuchando rock n’ roll, nunca escuché Pink Floyd sino hasta hace un año cuando unos amigos colocaron algunos discos y me gustó lo que escuché. Pero fue al descubrir Dark Side, que quedé totalmente tocado. Inmediatamente me pareció una de las obras maestras de la música de todos los tiempos y con el pasar de los meses, investigando y escuchándolo cientos de veces, la obra adquiere muchos significados para mí. Agradezco no haberlo escuchado antes, creo que ese disco llegó a mi vida en el momento justo y creo que antes no lo hubiese saboreado como ahora. Hace un año que lo escuché y aun así, cada vez que lo hago nuevamente me sigue conmoviendo invariablemente hasta el llanto.

Pues bien, esa conmoción que ha causado ese disco en mí, me obliga a querer tocarlo; no sé cómo expresarlo bien pero mi alma me pide tocarlo y llevar ese sonido a la sala de ensayo y dejar que suceda. Le he contado esto a amigos músicos y me dicen que porqué no hacer arreglos distintos y les digo que no puedo, necesito tocar Dark Side como fue grabado. Pude convencer a unos cuantos amigos que también han sido tocados por ese disco, para tratar de tocarlo y revivirlo… y ahora que se cumplirán 40 años desde que se grabó, es la oportunidad perfecta para un tributo.

Ya comenzaron los ensayos… ¿Qué ocurrirá cuando esté listo?

En la placita andaluza

enero 17, 2012

Se me dio por ir al Centro de Arte la Estancia acá en Caracas, un rinconcito con caminerías, jardines bien cuidados y mucho verde. Una vieja casa de hacienda cafetalera que ahora es un museo; una casa donde el padre Sojo, enseñó composición a sus primeros discípulos.

Hay una plaza allí conocida como la Plaza Andaluza, con un remedo de lo que debe haber del lado allá. Algún día lo veré yo también. Por ahora estoy acá tratando de resolver uno de los más difíciles problemas… no hay ecuación diferencial no-lineal ni modelo alguno que lo iguale. Por resolver ese problema no te dan el nobel, pero te ganas la libertad y la vida buena.

Ojalá estuvieras aquí y pudieras ver tú también lo que yo vi en esta placita.

¿Ahora qué?

enero 14, 2012

¿Cuál es la mejor manera de romper un mal loop?

Veo pequeñas cosas que me dan pequeñas alegrías y un poquito de luz: algunos escritos, algunos emails, algunas fotos, algunos recuerdos, algunas sonrisas…

Ahora que me toca comenzar a buscar qué hacer y armar currículum, se presentó una situación familiar rara. Le envié mi resumen curricular a un pariente cercano y la foto causó un desconcierto total: me incriminaron si me burlaba, me preguntaron muy molestos si en verdad quería conseguir trabajo y otro montón de cosas que no puedo repetir por respeto a ustedes, por respeto al blog y por respeto a quienes las dijeron. La situación me causó tanta incomodidad que decidí enviarle a varias personas que conozco el currículo para que me dieran una opinión. Recibí muchas respuestas y muy rápido, cosa que me sorpredió. Quisiera compartir uno de esos correos que creo tiene cosas valiosas que aportar a la hora de pensar en esto de los CV. Ojalá pueda serle de utilidad a aquellos que como yo, se lanzan a la aventura desconocida de tratar de conquistar su futuro.

Lee el resto de esta entrada »